El kitesurf es un deporte hecho para divertirse y soltar adrenalina, pero no podemos olvidar que está considerado como deporte extremo o de riesgo y por eso, es importante que nos equipemos con todas las medidas de seguridad, incluyendo un chaleco de impacto.

Entre otras muchas medidas, el chaleco de kitesurf se encuentra entre los más importantes y básicos para la práctica segura de este deporte.

¿Cuántas clases de chalecos de kitesurf existen?

Existen dos tipos de chalecos de kitesurf, el de flotación o salvavidas y el chaleco de impacto.

El chaleco de kitesurf salvavidas es más indicado para niveles de iniciación.

Los chalecos salvavidas o de flotabilidad, tal y como su propio nombre indica, están diseñados para flotar y nadar mejor en el agua. Este tipo de chalecos son perfectos para principiantes ya que debido a las múltiples caídas por falta de equilibrio y práctica sobre la tabla de kitesurf se pasa mucho tiempo en el agua, demasiado cansados para flotar por cuenta propia.

Los chalecos de kitesurf de impacto están indicados para riders más avanzados

Por otro lado, tenemos los chalecos de impacto. La flotabilidad en este tipo de chalecos es muy inferior a la de los chalecos salvavidas porque su función principal consiste en proteger al rider de los posibles golpes que se pueden producir aprendiendo a realizar saltos y trucos.

Son un instrumento esencial cuando se van escalando niveles en el kitesurf y cuando navegar a secas te sabe a poco. ¡Pero, cuidado! a una gran velocidad de navegación el mar puede ser tan peligroso como el asfalto.

¿Qué funciones tiene un chaleco de impacto en el kitesurf?

Los chalecos de kitesurf de impacto tienen diferentes funciones, entre las que destacan:

La función principal de los chalecos de impacto es ofrecer protección en la zona de la espalda, el pecho, las costillas y el abdomen.
Otra función es la de aportar flotabilidad. Aunque bien es cierto que no es su función principal, los chalecos de impacto también facilitan el nado a los riders una vez se encuentran en el agua.

Tipos de cierre que podemos encontrar en un chaleco de impacto o salvavidas

Es muy importante encontrar el chaleco de kitesurf que mejor se ajuste a nuestras necesidades. Por ello, el tipo de cierre y cómo colocarlo debe ser algo en lo que pensar.

En ese aspecto debemos elegir entre si preferimos comodidad y facilidad a la hora de colocarse el chaleco o un mayor ajuste. Aquellos con cremallera o hebilla frontal son los más fáciles de poner. Aunque, para un mayor ajuste al cuerpo los chalecos de tipo pullover con cremallera trasera o lateral son los adecuados.

A pesar de que el cierre trasero o lateral es más incómodo, es mucho más seguro. Debemos pensar en nuestro chaleco como una segunda piel y que quede muy bien ajustado al cuerpo, porque si existen huecos, en caso de caída, puede haber magulladuras.

La talla es importante: el chaleco de kitesurf debe quedar bien ceñido

Es normal que cuando te pruebes el chaleco en casa o en la tienda sientas que te aprieta un poco, ya que los chalecos de kitesurf cuando están mojados tienden a ceder un poco.

Es muy incómodo navegar con un chaleco que no se ajusta a tu talla. Por ejemplo, un chaleco que te queda grande se subirá hasta la cara, dificultando la visibilidad y la movilidad, sin ayudarte a flotar del todo bien.

Un chaleco que no se ajusta al cuerpo del rider no cumplirá sus funciones de una manera óptima.

Si quieres más información sobre qué chaleco de kitesurf es el mejor para ti, contáctanos en nuestro chat de watersports.shop y te ofreceremos encantados los productos de las mejores marcas como Brunotti o Prolimit.